Un lugar y mil sitios

Jaima Meccarola es un lugar frente a la costa atlántica gaditana en el que confluyen la buena música, un ambiente libre y sin complejos y el cruce de culturas como fuente de inspiración. Nuestra intención es ser fieles el espíritu de los Caños de Meca, uno de los lugares del mundo donde el ritmo de vida cambia en cuestión de segundos.

Nos gusta pensar que uno podría pasar el día entero en la Jaima Meccarola y sentir que ha estado en mil sitios. Casi sin darse cuenta. Empezaría, por qué no, con una tapa a media mañana en su pequeña cervecería; y sería fácil pararse a pensar, desde lo alto de su balcón al mar, en cómo está la marea, en lo cerca que está África… La tentación le haría bajar directo a la playa en busca del primer baño del día. Y subir de nuevo a comer: unas ortiguillas, un salmorejo, un platito de paella… ¡Y una caña bien fría!

Después sería cuestión de pasar a la Jaima. Y a saber lo que sigue: relajarte sobre un puf entre alfombras de colores; espabilarte con un zumo recién hecho en la cafetería; leerte un libro en una de sus terrazas y caer en que la canción que suena te ha vuelto a emocionar; tomarte un cocktail mirando al faro mientras el sol se pone; brindar con un mojito por los días felices; entrar en la espiral rítmica de un concierto en directo; volcar los sentidos en la cocina internacional; quedarte atrapado en una danza del vientre inesperada; bajar a la orilla y bailar descalzo a la luz de la luna, por muy tópico que suene; volver escalera arriba a darlo todo bajo una pirámide acristalada que es todo, menos tópica…

Uno podría tirar el reloj y reír después de un suspiro. Uno podría pensar, incluso, que el verano no tiene por qué acabar nunca.